Archivos mensuales: Abril 2012

Manuel Rodriguez: Concejal de Juventud, Vía pública y Cooperación

Crisol 58 (Bájate la revista completa)

Creo que la gente de la calle esta un poco hasta el gorro de la política. Los plenos en el ayuntamiento últimamente contribuyen en buena medida a ello y me parece que flaco favor se está haciendo a la clase política.  Lo que se traslada a la calle es crispación y titulares en la prensa de que nuestros políticos no se preocupan más que de sus propias estrategias y no de los problemas reales de la calle. Nada bueno para la ciudadanía ¿está de acuerdo con este planteamiento?

Para los socialistas los plenos son una actuación de cara al público. Necesitan un titular para el día siguiente. Ellos creen que eso es lo que les beneficia. No quieren que en la prensa salga que el PP esta realizando un Plan de Saneamiento de la economía, eso no vende para ellos. Persiguen reventar los plenos. Al final parece un patio de colegio. Los socialistas siguen un guión establecido para ser ellos los que aparezcan en los titulares de la prensa al día siguiente. Nosotros solo pretendemos un diálogo político y constructivo. Creo que con Alejandro Pérez si es posible, pero desde luego con otros miembros de su grupo político es imposible. En mi opinión se están autodestruyendo.

El partido popular lo pasó muy mal cuando era oposición, que hagan memoria cómo dirigían los plenos la señora Candela y el señor Soler. Se quejan de que no se les deja hablar pero no es más que cumplir lo que se acordó en la Junta de Portavoces respecto al uso que de los tiempos se estableció. Si se habla lo que se tiene que hablar  5 minutos bastan para exponer tu criterio, ahora si te dedicas a hablar de otras cosas que no vienen a cuento pues pasa lo que pasa.

“Tenemos unos buenos funcionarios, lo que necesitábamos es el criterio de alguien que les dijese cuales eran los objetivos.”

La verdad es que tenemos un problema y lo hemos hablado la alcaldesa y el resto de concejales. ¿Qué hacemos? porque hagamos lo que hagamos estos vienen a reventar el pleno. Ellos parece que tienen claro que haciendo esto, dentro de 4 años van a conseguir más votos, pero yo sinceramente creo que no. A ellos, por ejemplo,  no les interesa que se hable de que tenemos más de 200 millones de euros de deuda. Lo que está sucediendo es que estamos haciendo que la gente crea que los políticos somos todos iguales y no sea más que un desprestigio para todos.

¿En qué plazo se estima que se pueda remontar esa deuda de 200 millones de euros, porque me temo que es muchísimo dinero para este ayuntamiento?

La anterior corporación fue haciendo un gran incremento en el gasto para inversiones sin tener muy claro de dónde iba a salir el dinero para ello. Y por eso nos vemos en esta situación tan delicada. Es una deuda que tenemos que afrontar los que gobernamos ahora. El ayuntamiento tiene un nivel de endeudamiento del 111%. Imagina que esto es una familia que todo lo que ingresa lo debe y además un 11% más. Lo que queremos hacer es bajar ese nivel en un 38% en tres años. Para hacer esto solo hay una forma: recortar por todos sitios.

El Plan de saneamiento que hemos hecho es sobre todo para poder dar credibilidad a los bancos de cara a que vean que tenemos un plan claro y bien trazado para salir de esta situación y reducir la deuda. Un planteamiento claro que tenemos en el Plan de Saneamiento es que las partidas de dinero de cada área son sagradas: no se puede gastar ni un euro que no este presupuestado. Es trabajar con rigor.

¿Qué papel tienen los técnicos en este Plan de saneamiento? 

Desde Hacienda va haber un control exhaustivo de los gastos de forma que no hayan desfases. Otra cosa son que hayan necesidades extraordinarias que requieran algún tipo de inversión o gasto extraordinario, pero siempre debe ser la excepción. Con ayuda de los técnicos, con un estudio pormenorizado, por ejemplo, en el tema de la limpieza de colegios, podemos ahorrar cerca de un millón de euros. Se ha ido estudiando edificio por edificio los técnicos del ayuntamiento y por eso hemos llegado a la conclusión que se puede ahorrar un millón de euros. Tenemos unos buenos funcionarios, lo que necesitábamos es el criterio de alguien que les dijese cuales eran los objetivos.

Lo primero que nos hemos trazado es hacer una radiografía de cual es la situación de partida, que necesidades más urgentes hay y preparar un presupuesto en función de las necesidades y no en función de planteamientos políticos.

¿Ud. cree que se ha hecho buen uso de los más de 100 millones de los planes del gobierno que tocaron a Elche?

Te voy a hacer la reflexión que hace la gente de El Altet: ¿de qué ha servido gastar un millón de euros en unas piscinas cuando era más necesario asfaltar la calle Mateo Merced que se ha hecho hace 2 meses? ¿Por qué no se ha atendido la necesidad y por qué no se ha atendido a una inversión con el menor gasto posible? Hay empresas que esas piscinas las hubiesen realizado en 280.000 euros, dicho y certificado. ¿Por qué de 280.000 euros se ha incrementado hasta un millón de euros? ¿Era una inversión necesaria? Porque encima la gente lo que pedía en realidad es que fuesen piscinas cubiertas. ¿Por qué no se hizo partícipe a la Junta de Participación Ciudadana de que era lo que realmente la gente pedía? A nosotros en la Junta se nos dio hecho, sin opciones de opinión.

¿En qué situación  está el campo de Elche a su juicio?

Cuando se pusieron en marcha los presupuestos participativos para que el pueblo opinase y dijese en qué invertir en las pedanías se dijo que había para ello un millón de euros, a priori estaba muy bien, pero la realidad (que es lo que hemos visto ahora) es que todo eso estaba supeditado, por ejemplo, a la venta de unos solares de propiedad  municipal. Se ha engañado a la población. Yo llego a la concejalía de vía pública y pretendo poner en marcha todo lo que había atrasado de los presupuestos, porque supongo que estaba aprobado y había una partida de dinero para ello, y los técnicos me miraron asombrados, por supuesto que no había dinero. Me dijeron que algunas de las partidas estaban supeditas, por ejemplo a la venta de solares de PIMESA. Yo creo que hay que darle menos vueltas a las cosas. Cuando hay una necesidad en cualquier partida y se puede hacer, hay que hacerlo y nada más.

Tenemos una cuenta pendiente con el tema del transporte y lo tenemos claro, pero que nadie dude que cumpliremos el compromiso con el transporte a las pedanías, es un empeño personal de la alcaldesa y de todo el equipo de gobierno. Desde Elche nunca se ha querido abrir la ciudad a las playas y, sin embargo, tenemos de las mejores playas de España.

Otro de los temas es abrir salas de estudio en el campo de Elche ¿por qué en Elche hay y en el campo no? Después de Semana Santa inauguremos un Centro Juvenil en la Hoya y se van a programar actividades. Son unas instalaciones maravillosas y en ellas irá también una sala de estudios. Como también lo habrá en Daimes y Perleta, por ejemplo.  Lo que hay que hacer en los centros juveniles es que le gente voluntariosa pueda liderar actividades, y no solamente de estudios, también lúdicas, formativas, etc.  Yo estoy muy contento con las asociaciones juveniles del campo. Tenemos gente super implicada. Se vive más intensamente en las pedanías el movimiento juvenil que en la ciudad y eso es algo que tenemos que aprovechar.

¿Y después de unos meses ya en el gobierno, esto era como pensaba?

Una de la cosas con la que me he encontrado es mucha colaboración por parte de los funcionarios, por eso el trabajo lo tengo mucho más fácil. Ahora, trabajo hay todo el que quieras. Me da la impresión de estar ante un campo que no se ha trabajado y que la poca cosecha que ha dado ha sido porque ha salido sola. Lo que puedo decir es que las pedanías han estado bastante abandonadas. El Centro Social de Torrellano hemos tenido que pintarlo porque por las goteras estaba que daba pena, algo tercermundista, ¿cómo puede ser eso? ¿por qué nadie exigió que se hiciera? Lo que hay que hacer es estar en la calle, escuchar a la gente y estar cerca de las necesidades reales.

Los políticos estamos para que, en la medida que podamos, atender a las necesidades de la gente. Por desgracia esta año no tenemos prácticamente presupuesto. Vamos a cerrar el presupuesto y entonces veré con qué cuento. Tengo claro que el cómo hemos llegado hasta aquí poco importa, la cuestión es qué tenemos que hacer de aquí en adelante.

 Texto: Fermín Valero

Pantano de Elche: Breve historia

El  pantano se  encuentra situado en  el  término municipal de  Elche, en  el  interior del  cauce   del  río  Vinalopó   y  al  norte del  casco   urbano.

Se  trata de  un  conjunto de  altísimo interés  hidrológico constituido por  la cuenca donde se recogen las aguas,  los barrancos que las conducen, el embalse que  las  almacena, la presa que  las  contiene, las  acequias que las distribuyen, las huertas y fábricas que las aprovechan.

Esta  obra  de  ingeniería hidráulica del  s. XVII, tiene  una  gran  importancia por  constituir, según  estudios de  las  universidades de  Cornell   y Syracuse, la primera presa verdadera de arco en Europa desde los tiempos de los romanos y una  de las pocas  obras de esta índole en nuestra comunidad, así  como  por  poseer además un  valor  histórico, como  conjunto representativo de intervención en el entorno y explotación de sus recursos.

Datos históricos

La  presa de  Elche  pertenece a  la  tipología de  presas de  arco  cuya característica es que son estructuras finas  y que requieren menos material que  cualquier otro  tipo,  ya  que  se  valen  de  la  configuración geométrica del arco para la transmisión más eficaz de los empujes.

Fueron los  romanos los  primeros que  emplearon el arco  en  la  construcción de  pantanos, aunque no  tan  profusamente como  lo  hicieron en edificios y puentes. Un ejemplo  de presa de arco  romana fue la del Vallon de  Baume  en  Francia. Otra  cuya  autoría parece  ser  también romana es la de Monte  Novo en  Portugal, sumergida recientemente por  un  depósito moderno.

Posteriormente fueron los  mongoles quienes construyeron presas de arco,  en Kebar y Kurit.

En  Europa fue la presa de Elche  la primera que  se construyó de esta  tipología desde los  romanos. Otras  grandes obras hidráulicas  españolas, de  esta  época  son  los  pantanos de  Alicante (en  el término de  Tibi)  sólo 46 años  anterior al de Elche, y el de Almansa en Alicante.

Ibarra indica que la idea de su construcción se remonta al año 1589, sin embargo los trabajos fueron iniciados en 1632. Estuvo en actividad durante más de un siglo. Por efecto de una avenida de agua el día 3 de septiembre de 1793, quedó destruido. Pascual Madoz, en un diccionario Geográfico del primer tercio del siglo XIX, hace una descripción del emplazamiento, a una legua hacia el norte de la Villa, en una garganta del río; se refiere también a las dimensiones y la existencia de una puerta para el desagüe y la limpieza. Pedro Ibarra, casi cien años después, en un estudio acerca de la Institución del Riego de Elche, publicado en Madrid en 1914, dice que se encuentra situado entre las colinas de Murcia y Castellar a occidente y oriente respectivamente del Vinalopó. También aporta datos de su cronología, donde parece que su origen está en una antigua rafa de cal y canto que servía para tomar las aguas para el riego.

Alejandro Ramos Folqués en su historia de Elche, coincide en la época de acuerdo de construcción que fija el 16 de julio, inspirada en la obra similar que el maestro Juaner del Temple llevaba a cabo en Almansa.

Siete días más tarde el mismo maestro, acompañado por Miguel Sánchez y Pedro Izquierdo (vinculado a la construcción del de Alicante) recorrieron el barranco, eligiendo el lugar idóneo junto a Castellar de Morera. Las obras se demoraron por diversos motivos, como coger experiencia de la construcción de la presa de Alicante. Éstas dieron comienzo en el citado año 1632, bajo la dirección del maestro Juaner del Temple. Vicente Gozálvez Pérez, recoge datos y fechas similares a las indicadas. Si bien añade algunos nuevos, como el período entre 1782 y 1786, en que el pantano estuvo inservible hasta su reparación en ese último año bajo la dirección del arquitecto Vicente Gascó. Ramón Folqués proporciona la fecha de 3 de septiembre de 1793 en la cual se produjo su destrucción, sin que se especifique el alcance e importancia de los daños que la dejaron fuera de servicio hasta que el 21 de junio de 1842 se hizo cargo el Maestro José González. Fue llenado en el aniversario de su destrucción, el día 3 de septiembre de 1846.

Su titularidad, según Ramos Folqués fue en el siglo XVII de los señores que la costearon, los cuales poseían el agua viva de la Villa, aunque la Universidad de San Juan contribuyó con una participación económica. El Ayuntamiento de Elche, reunido en cabildo ordinario el 7 de abril de 1841, teniendo en cuenta la escasez de agua que sufría la ciudad, con la consiguiente pérdida de cultivos, consideró de suma importancia la reparación del pantano, que había quedado en desuso tras la riada de 8 de septiembre de 1793.

No obstante, y como carecía de fondos para dicha reparación y para sufragar un censo de 14.000 libras, a un interés del 3 por ciento, tomado del Conde de Torrellano con aquel propósito tiempo atrás, determinó convocar una Junta Ordinaria de todos los propietarios de aguas de las acequias Mayor y Marxena, al objeto de cederles la titularidad del pantano, siempre y cuando se hiciesen cargo de su reparación y del empréstito antedicho.

El cabildo de 24 de febrero de 1842 nos informa de que dicha proposición fue aprobada por el común de los regantes de las dos acequias, por lo que el Ayuntamiento se dirigió a la Diputación Provincial al objeto de que aprobase el proyecto y poder suscribir la correspondiente escritura de cesión. La escritura de cesión de la titularidad a los propietarios de las acequias Mayor y Marxena se otorgó el 1 de abril de 1842, ante el notario de la localidad Juan Martínez, conservándola los mismos hasta la actualidad.

Descripción

Ninguna descripción formal ha llegado de la obra del siglo XVII, a la cual se refiere Pedro Ibarra y califica de hermosa construcción. La obra actual es la construida en el siglo XVII, con las posibles reformas que entre 1782 y 1786 efectuó Vicente Gascó y las reparaciones llevadas a cabo en el siglo XIX. Se trata de una potente pared cuyo núcleo está formado por rellenos y el revestimiento externo con terminación de sillería que se puede considerar isodoma, dado que los sillares son casi todos de similares características geométricas.

Su capacidad es algo mayor que el embalse de Almansa y ligeramente menor que el de Alicante. Las dimensiones que proporcionan diversos autores son iguales antes y después de la destrucción del año 1795. Pues aunque Cavanilles publicó sus observaciones en el año 1795, su paso por el pantano de Elche debió producirse con anterioridad a la destrucción.

Este autor indica que la fábrica es de argamasa recubierta de sillería con las siguientes dimensiones:

Altura: 100 palmos (23 metros). Espesor base: 54 palmos (12,4 metros). Espesor en el remate: 85 vasos (77,35 metros).

El ingeniero Próspero Lafarga que clasifica la presa del tipo de bóveda, en 1910 efectuó una nueva medición que dio como resultado:

Altura: 22 metros. Espesor base: 12 metros. Espesor coronación: 9 metros. Radio del círculo: 62,5 metros.

Se puede considerar que las dos mediciones efectuadas con 120 años de separación temporal, son coincidentes. El Ministerio de Obras Públicas en «Memoria de los trabajos realizados desde la liberación hasta el 31 de diciembre de 1945» describe el pantano de Elche:

Planta poligonal de dos alineaciones rectas y una central curva con radio medio de 62 m. Altura sobre la vaguada: 23 m. Talud de aguas arriba: 0,052. Talud de aguas abajo: 0,086. Volumen actual del embalse: 0,4 Hm3. Avenida máxima prevista: 15 m3/seg. Aportación anual media: 3,1 Hm3. Caudal medio: 100 l/s.

También describe otras particularidades de la presa:

De las tres alineaciones de la presa, la central y principal, ya que las otras dos se pueden considerar como aletas de refuerzo de las márgenes, tienen unos 70 metros, con planta circular de 62 metros de radio. La toma de agua es del mismo sistema que la presa de Tibi: Un pozo vertical con mechinales al embalse y una galería horizontal con cierre de bronce en su extremidad. Existe una galería de fondo para la limpieza de fangos, análoga a la del pantano de Tibi, pero con una mejora que consiste en otra galería de trabajo por encima de la del fondo y una cámara encima del cierre con pantallas de maderos, que permite sacar éstos con más comodidad y menos peligro, a través de un pozo que une la galería de trabajo con la de limpia. No tiene aliviadero de superficie, funcionando la presa como vertedero. El vaso está aterrado casi por completo y se prevé un posible recrecimiento de la presa y modernización de las instalaciones de toma y limpia. Las aguas del pantano se utilizan en el riego de las huertas contiguas a dicha población.

Las universidades de Cornell y Syracuse en su proyecto SimScience proporcionan las siguientes mediciones:

Arco principal: 75 m de largo en la cresta. Radio de curvatura: 62 m. Ángulo central: 70º.

La sección transversal algo delgada de la presa es totalmente adecuada según análisis actuales realizados por ambas universidades. La contemplación actual de la presa nos sitúa ante un muro de planta circular, cuyo alzado recayente a la caída de las aguas es liso, en el que destaca al pie la compuerta de limpieza y desagüe. Se consideran parte del monumento las edificaciones asociadas con el pantano, como la casa del pantanero, la acequia Mayor, La casa de Riegos, la antigua fábrica de harinas y el azud existente aguas abajo.

Información suministrada por el BOE de 25 de octubre de 2003.